¿Qué hacer si mi lavadora bota agua por debajo?

¿Te has encontrado con el problema de que tu lavadora está botando agua por debajo? ¡No te preocupes! En este artículo, exploraremos las posibles causas de este inconveniente y te brindaremos soluciones efectivas para resolverlo.

¿Por qué mi lavadora carga agua y la tira?

Cuando una lavadora carga agua, pero la tira por debajo, puede ser un síntoma de diversos problemas que requieren atención inmediata. Estas son algunas posibles causas:

Fuga en la manguera de desagüe: Una manguera de desagüe dañada o mal conectada puede provocar fugas de agua durante el ciclo de lavado o centrifugado.

Sello de la puerta desgastado: Si el sello de la puerta de la lavadora está desgastado o dañado, puede permitir que el agua se escape durante el lavado.

Obstrucción en el filtro de la bomba de drenaje: Si el filtro de la bomba de drenaje está obstruido, puede provocar que el agua se acumule y se filtre por debajo de la lavadora.

Mi lavadora pierde agua por debajo cuando centrifuga, ¿a qué se debe?

Cuando la lavadora pierde agua por debajo, específicamente durante el centrifugado, es posible que el problema esté relacionado con el tambor de la lavadora o los componentes internos. Algunas causas comunes incluyen:

Desgaste en los rodamientos del tambor: Los rodamientos desgastados pueden permitir que el agua se filtre a través de ellos durante el centrifugado, lo que provoca fugas por debajo de la lavadora.

Daño en la junta del tambor: Si la junta del tambor está dañada o desgastada, puede permitir que el agua se escape durante el centrifugado.

¿Qué pasa cuando la lavadora tira agua por abajo?

Cuando la lavadora tira agua por debajo, puede causar daños en el piso y los muebles circundantes, además de desperdiciar agua y energía. Es importante abordar este problema de manera oportuna para evitar daños adicionales y asegurar un funcionamiento adecuado de la lavadora.

Causas de por qué mi lavadora bota agua por debajo:

1. Desgaste en las mangueras de entrada y salida de agua:

Las mangueras que suministran agua a la lavadora desde la llave de agua y las que drenan el agua fuera de la lavadora pueden deteriorarse con el tiempo debido a la presión del agua, la fricción y el uso constante. Los agrietamientos, roturas o conexiones sueltas en estas mangueras pueden provocar fugas de agua por debajo de la lavadora.

2. Problemas con las válvulas de entrada de agua:

Las válvulas de entrada de agua son responsables de controlar el flujo de agua hacia la lavadora durante el ciclo de lavado. Si estas válvulas tienen fugas internas o están dañadas, pueden permitir que el agua se filtre por debajo de la lavadora cuando está en funcionamiento.

mi-lavadora-carga-agua-y-la-tira

3. Fallos en la bomba de drenaje:

La bomba de drenaje es la encargada de eliminar el agua residual de la lavadora al finalizar el ciclo de lavado. Si la bomba está obstruida, dañada o presenta fugas, puede causar que el agua se escape y se acumule por debajo de la lavadora en lugar de drenarse correctamente.

4. Sobrecarga de la lavadora:

Sobrecargar la lavadora con demasiada ropa puede ejercer presión adicional sobre el sistema de drenaje y provocar fugas de agua. Cuando la lavadora está sobrecargada, el agua puede salpicar fuera del tambor durante el ciclo de lavado y acabar filtrándose por debajo de la lavadora.

5. Fugas en el tambor o en las conexiones internas:

Los daños en el tambor de la lavadora o en las conexiones internas, como las juntas y los sellos, pueden permitir que el agua se escape durante el ciclo de lavado. Las grietas, roturas o corrosión en estas partes pueden provocar fugas de agua por debajo de la lavadora, especialmente cuando está en funcionamiento.

Entonces, ¿qué hacer si mi lavadora bota agua por debajo?

Ante este problema, es fundamental tomar medidas rápidas y efectivas. Aquí te ofrecemos algunos pasos a seguir para solucionar la fuga de agua de tu lavadora:

  1. Verifica las mangueras: Inspecciona las mangueras de entrada y salida de agua para detectar cualquier signo de daño o desgaste. Si encuentras alguna fuga o grieta, reemplaza la manguera de inmediato.
  2. Revisa la junta de la puerta: Examina la junta de goma alrededor de la puerta de la lavadora para asegurarte de que esté intacta y bien sellada. Si encuentras algún daño, considera reemplazar la junta para evitar futuras fugas.
  3. Limpia el filtro de la bomba de drenaje: Si el agua se está filtrando durante el centrifugado, es posible que el filtro de la bomba de drenaje esté obstruido. Retira el filtro y límpialo para eliminar cualquier obstrucción que pueda estar causando la fuga.
  4. Inspecciona los rodamientos del tambor: Si sospechas que los rodamientos del tambor están desgastados, considera llamar a un técnico de lavadoras especializado para que los revise y, si es necesario, los reemplace.

Siguiendo estos pasos y abordando las posibles causas de la fuga de agua, podrás resolver el problema y restaurar el funcionamiento adecuado de tu lavadora. Recuerda siempre desconectar la lavadora de la corriente eléctrica antes de realizar cualquier inspección o reparación. Si no te sientes seguro de realizar estas tareas por ti mismo, no dudes en contactar a un técnico de servicio calificado para obtener ayuda profesional.

¡Ahora puedes solicitar nuestro servicio de reparación de lavadoras y un técnico de lavadoras pueda acudir a tu rescate!